Desatascos

Desatascos

Los desatascos de alcantarillado pueden necesitarse por diferentes motivos, por supuesto, un factor muy importante para que se produzcan obstrucciones en las tuberías, es la antigüedad, ya que en algunas ocasiones, el entramado tubular de algunas instalaciones se encuentra derruido e incluso aplastado por el paso del tiempo, la erosión del agua y los productos químicos que usamos con frecuencia en nuestros hogares.

Otro motivo es el mal uso que en determinadas ocasiones hacemos del alcantarillado, arrojando por el inodoro e incluso por el fregadero restos que difícilmente se disuelven en el agua, como huesos de comida, aceites, compresas femeninas, toallitas de bebé, etc.

En alguna ocasión, los desatascos de tuberías son necesarios porque no presentan suficiente caída, por lo que los restos fecales van acumulándose en alguna sección de la tubería, produciendo malos olores y atascos continuos.

En el mercado hay diferentes productos para realizar desatascos caseros sin la necesidad de acudir a un profesional, estos productos tienen diferentes precios y usos.

El más económico es la sosa caústica, se vende en escamas o perlas en tiendas de droguería y es un producto muy tóxico, si se inhalan sus vapores o si tiene contacto con ojos, piel y mucosas. Se recomienda disolverla en un litro de agua y rápidamente echarlo por la tubería que se encuentre atascada. Tenga en cuenta que jamás debe ser usada con otros productos químicos, dado que puede producir quemaduras graves e incluso una explosión. Intente usarlo en habitaciones convenientemente ventiladas y póngase guantes y mascarilla. Una vez que haya introducido la mezcla por la tubular eche una buena cantidad de agua caliente, ésta ayudará a que se disuelva el tapón.

Los desatascadores líquidos tienen un precio más elevado, pero son más cómodos de usar, ya que dependiendo del fabricante deberá introducir por la tubería una determinada cantidad y esperar a que pasen varias horas. Tampoco debe mezclarlo con otros productos y deberá usar también agua caliente para arrastrar los restos que están impidiendo el paso normal del agua.

Los desatascadores de goma son el método más común, llene el lavabo o el fregadero con agua no demasiado caliente y empuje de arriba a abajo hasta que comience a salir la suciedad. Tenga especial cuidado si ha usado algún producto químico anteriormente, ya que podría volver a salir a la superficie y salpicarle.

Si finalmente no consigue realizar un desatasco de la red de saneamiento con métodos caseros, llame a un especialista, pero no olvide advertirle de que ha hecho uso de productos químicos, ya que con el agua a presión que utilizan podrían producirse graves quemaduras e intoxicaciones respiratorias.

Leave a Reply

Sorry, you can not to browse this website.

Because you are using an outdated version of MS Internet Explorer. For a better experience using websites, please upgrade to a modern web browser.

Mozilla Firefox Microsoft Internet Explorer Apple Safari Google Chrome